logo                                                  logo
CEP GC Noroeste - "Les poussins de Moya". Crónica del viaje de intercambio lingüístico a Francia del IES Doramas
35700471@gobiernodecanarias.org
 928-550 118
   
     928-553 584
Escrito por  CEP GC Noroeste
08
May

"Les poussins de Moya". Crónica del viaje de intercambio lingüístico a Francia del IES Doramas

Bienvenidos a las memorias de Doramas. Durante unos minutos seréis participes de las aventuras que algunos estudiantes de este centro vivieron en el país de los quesos, del buen vino y de cuya capital dicen ser la ciudad del amor. Te contaré esos secretos que se han quedado en otro continente, esas incógnitas que nunca salieron a la luz, esas cosas que ninguno de nosotros se las hemos contado a nuestros padres...

Anécdotas, berridos, caídas patinaje, Haribo, Barcelona, Nîmes, Montpellier...hasta un colacao, siéntate y prepárate para disfrutar de la apasionante historia protagonizada por unos adolescentes con el sobrenombre “Les poussins de Moya”. ¡Comenzamos!

Todo arrancó allá por el 2016, cuando, por rumores del pasillo, nos enteramos de la noticia de que unos chicos de dos cursos superiores al nuestro habían hecho un intercambio a Francia. En nuestras conversaciones de clase ya comenzábamos a fantasear con nuestro posible intercambio de dentro de dos años. Un año más tarde, a mediados de curso, “Le Monsieur” Omar nos empezó a dar indicaciones de que posiblemente se pudiera realizar y a comienzos del primer trimestre de 4º de la ESO nos encontramos con que ese sueño que muchos de nosotros teníamos se iba a cumplir.

Durante la elaboración del intercambio nuestro profesor, a través de un sistema de compatibilidad, nos emparejó con nuestros correspondientes, pudiendo, desde un principio empezar a tener contacto con el mundo francés. El 13 de marzo de 2018 llegan a Moya los estudiantes del “Lycée Champollion Lattes”, semana en la cual empezamos a introducirnos directamente con el habla francesa. Playa, Las Arenas, fiestas, conciertos, esos y Café central protagonizaron muchos de los momentos en su estancia por la Isla, pero sin duda, la mejor etapa de este intercambio iba a ser cuando los españoles pisaran tierras vecinas.

Para algunos Jueves Santo. Para otros Jueves Zombie

Una vez oídas las advertencias de nuestros profesores, estábamos más que preparados para realizar esta segunda parte.

Nuestro viaje comenzaba a las 4:00 a.m. reuniéndonos en el Pico Lomito para coger la guagua. Esa noche algunos durmieron, otros como yo, de la emoción no pegamos ojo, estuvimos toda la noche del miércoles mirando el reloj, esperando que fueran las 3:30 a.m. Llegó la hora de ida, con caras de zombies nos despedimos de nuestros padres y nos subimos a la guagua. El vuelo se nos hizo interminable y para colmo, durante el aterrizaje, y para dar aún más ánimos, ya estaban algunos compañeros diciendo cosas como: - El avión no llega, - Caemos en picado señores, - Ha sido un placer conocerlos... Llegamos a Barcelona sobre las 12 p.m. (hora local) y cogimos la segunda guagua bordeando una porción de la cuenca mediterránea atravesando Cataluña y parte de Francia. Durante el recorrido podías observar a lejos los Pirineos, los campos costeros europeos mientras dentro de la guagua se desarrollaban conversaciones acompañadas con hilo musical. A las 5 p.m. llegamos a Lattes para reunirnos con nuestros correspondientes, estábamos ansiosos de reencontrarnos. Una vez juntos, cada uno se fue a sus respectivas casas con las familias de acogida.

Un herido y balas de Game

Tic tic tic... apago la alarma del móvil y enciendo la luz...son las 6:30 a.m. y ahora sí, ya oficialmente podía decir: –¡UNA HORA MENOS EN CANARIAS! (con voz de presentadora). Marcaban las ocho de la mañana, pero ahora era el reloj del instituto francés. Ese día íbamos a realizar una excursión conjunta. De tranvía en tranvía llegamos a la “Serre amazonienne” donde nos sumergimos en una burbuja que nos transportaba a la Amazonía pudiendo ver ejemplares únicos de ese lugar como tarántulas, boas, osos hormigueros, caimanes... después nos transportamos otra vez al continente europeo y concretamente a la Francia de siglos atrás. Nos dirigimos al centro de Montpellier, a “La Place de La Comédie” donde , a partir de un juego, visitamos las maravillas ocultas más emblemáticas de la capital. Para terminar fuimos solo los españoles al “laser game”, un juego en el que mientras intentabas disparar a un compañero, tres te estaban haciendo lo mismo por detrás; así que era normal que quedaras uno de los últimos en el ranking. Y como buenos españoles que somos, nuestros nombres en clave para el juego eran de una talla muy profesional, como por ejemplo: Spiderman, La Facha, Estalone, Rambo, Forrest Jump, Disel, Asterix, Miss Maya, Popeye, El Matador...y así terminó el día. Esa noche mi correspondiente organizó en su casa una fiesta con la mayoría de nosotros, la resumiré en tres palabras: piscina, depilación y pizza.

Pista

El fin de semana estuvimos con las familias, personalmente fue los días en los que más pude aprender el idioma y donde más contacto tuve con la cultura francesa. También nos solíamos reunir por las tardes y no solo las del fin de semana, sino también las de entre semana; en todos esos momentos del día solíamos ir a “Odysseum” (un centro comercial), a la pista de patinaje de la cual fuimos participes de las caídas de muchos de nosotros (sobre todo las mías), al McDonald’s... otros también se solían reunir en Montpellier, en su barrio, pueblo...hubo uno muy famoso y que se hizo viral ya que cambiaron el nombre original del sitio “Mauguio” poniéndolo a lo canario, quedándose algo así como Maúllo.

Ven al sabor mágico, ven al mundo Haribo

Dicen que a quien madruga Dios le ayuda pero levantarse un lunes a las 6:30 después de ese fin de semana, no creo que ayude mucho la verdad, pero bueno. A las 8 en punto nos encontrábamos como siempre “LES POUSSINS DE MOYA” en el instituto esperando a reencontrarnos con nuestros profesores para ir a la excursión del día. Hoy nos salimos de la ruta y nos vamos a Nîmes, ciudad romana que se encuentra a una hora y media de Montpellier. Primero fuimos al anfiteatro romano, donde se respiraba un aire un tanto gladiador. También visitamos el “Pont du Gard”, el acueducto mejor conservado y más grande de Europa siendo una arquitectura colosal y junto al paisaje que le acompañaba se convierte en uno de los lugares más bellos del mundo. En nuestro tiempo libre los profesores nos dejaron visitar por nuestra cuenta la ciudad de Nîmes y era imposible no perderse por sus bellas calles. De regreso paramos en el supermercado Haribo. Cuando entramos no veía a los dependientes, seguro que se escondieron al ver a esa manada de “personas” corriendo desesperados hacia la tienda. Después de hacer el inventario de las golosinas, nos fuimos en la dulce guagua de regreso a Montpellier.

Hay un oso

Nos encontramos en la “Grotte des Demoiselles”, en las profundidades del departamento del Hérault, visitando una catedral subterránea que tanto los franceses como los españoles nos quedamos petrificados ante esta maravilla de la naturaleza. Si alguna vez vas, a la salida y a la entrada tendrás que tener cuidado, pues por los alrededores vive un oso muy temible cuyos rugidos se oyen a kilómetros. Por la tarde, entre los campos de viñedos, llegamos a un bosque donde realizamos “Accrobranche”. En las grandes tirolinas podías ver a cámara lenta el paisaje mediterráneo francés, y también ponías a prueba tu agilidad, fuerza y sobre todo concentración, porque si por casualidad estabas despistado, te quedabas colgado en medio de dos árboles (no lo digo por mí...en absoluto). Después de una velada de patinaje juntos, llegué a mi casa francesa donde me despedí de los padres de mi correspondiente soltando muchas lágrimas. Hice la maleta y me fui a dormir...mañana iba a ser un día muy duro.

Agua en los calcetines

8 de la mañana, llovía, estábamos en la salida del instituto, teníamos diez minutos para despedirnos pero a mí se me pasó en dos. No quería irme. Hubo llantos sí, pero, sorprendentemente nosotros no lo pasamos tan mal como esperábamos...si es que en el fondo Les poussins de Moya no tenemos mucho corazón.

Así comenzaba nuestro día de regreso, pasamos por Carcassonne, pero el mal tiempo nos impidió visitar bien la ciudad medieval pero por otro lado, si vemos la parte positiva, nos regaló un baño de lluvia gratis...(vamos, que no hay parte positiva), más tarde paramos en Cataluña para comer y en Barcelona fuimos a un centro comercial. Rápidamente aparecimos en el aeropuerto para embarcar, todo se nos pasó muy rápido. Y para cuando nos quisimos dar cuenta ya sobrevolábamos Gran Canaria.

En nombre de Les poussins de Moya queremos darle las gracias a todas las personas (profesorado, padres...) que han puesto su granito de arena para que hubiéramos podido hacer esta maravilla de intercambio. En especial agradecerle a “Le Monsieur Omar”, que ha sido el gran artífice de este proyecto.

Por mi parte estoy super contenta con el intercambio, creo que he crecido en muchos aspectos tanto personal como profesionalmente, además me llevo para siempre a la mejor familia que me podía haber tocado y a los mejores estudiantes franceses que podía haber conocido.

A algunos siempre les quedará París, pero a mí siempre me quedará Montpellier.

Paula García. (Alumna de 4º ESO)


Nota: este viaje de intercambio a Francia tuvo lugar el pasado mes de abril. Participaron una veintena de alumnos y alumnas del IES Doramas de Moya.

Deja un comentario

Octubre 2018
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31